FINANZAS SOSTENIBLES

Finanzas Sostenibles

FINANZAS SOSTENIBLES

¿Qué son las finanzas sostenibles?

Según la Real Academia de la Lengua Española, sostenible es “aquello que se puede mantener durante largo tiempo sin agotar los recursos o causar grave daño al medio ambiente”

 

El avance social en el compromiso con el desarrollo sostenible requiere un soporte financiero para hacerlo realidad. Cada vez más empresas invierten en proyectos dirigidos a minimizar el impacto ambiental o a fomentar los aspectos sociales y de buen gobierno. Asimismo, cada vez más inversores tratan de compaginar sus objetivos de rentabilidad con otros relacionados con la mejora ambiental y social.

 

La Comisión Europea entiende por “finanzas sostenibles” la consideración de criterios medioambientales, sociales y de gobernanza en la toma de decisiones de inversión en el sector financiero, lo que conduce a un aumento de las inversiones a largo plazo en actividades y proyectos económicos sostenibles.

 

La inversión sostenible y responsable es una filosofía de inversión que, desde una aproximación a largo plazo, integra los criterios ambientales, sociales y de gobernanza en el proceso de estudio, análisis y selección de valores de una cartera de inversión. 

 

Además de perseguir un crecimiento económico, las finanzas sostenibles influyen en un desarrollo más humano y equilibrado desde el punto de vista económico, social y ambiental.

 

Muchas veces identificamos la sostenibilidad con el cuidado del medio ambiente, pero no podemos olvidar que este concepto hace referencia también a aspectos de índole social (tales como la diversidad, la inclusión, la no discriminación y, en general, las relaciones de una empresa con las comunidades locales, con sus empleados o con sus proveedores) y de un buen gobierno (por ejemplo, la diversidad en la composición del consejo de administración, las prácticas fiscales, las medidas implementadas para prevenir la corrupción o la transparencia en la rendición de cuentas).

Los criterios ASG

Las finanzas sostenibles implican que en el proceso de toma de decisiones de inversión, además de los criterios estrictamente financieros -rentabilidad, riesgo y liquidez-, se tengan en cuenta los factores medioambientales, sociales y de buen gobierno corporativo. 

 

Todos estos criterios se conocen como criterios ASG y se corresponden con las siglas Ambiental, Social y de Gobernanza (en inglés ESG: Environmental, Social and Governance).

 

Cada una de estas categorías engloba diferentes aspectos:

  • Ambiental: las consideraciones medioambientales se refieren a aquellas actividades que afectan de forma positiva al medio ambiente tales como la prevención de la contaminación del aire y agua, la mitigación del cambio climático, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, la eficiencia energética, la preservación de la biodiversidad, el uso de energías renovables y la economía circular.
  • Social: se incluyen aspectos relacionados con la salud, la educación, los derechos humanos, la diversidad, los derechos de los trabajadores o los riesgos y condiciones laborales. Las cuestiones sociales destinadas a reducir la desigualdad a través de la inclusión de los colectivos más desfavorecidos deben tenerse en cuenta.
  • Gobernanza: se refieren a todos aquellos aspectos relacionados con el buen gobierno corporativo de la empresa, la calidad de la gestión y su cultura, como por ejemplo la rendición de cuentas, la independencia y composición de los órganos de gobierno, la reducción de la brecha salarial entre hombres y mujeres o la presencia de las mujeres en cargos directivos.

La Certificación ESG

En el contexto actual donde la sostenibilidad se sitúa cada vez más en el epicentro de los procesos y la toma de decisiones de inversión, se hace necesario incorporar los aspectos medioambientales, sociales y de gobernanza a los factores tradicionales de análisis para controlar y evaluar mejor los riesgos financieros.

 

Por ello, el asesor financiero necesita comprender las implicaciones de los criterios asociados a la sostenibilidad, las diferentes herramientas, métodos de valoración y estrategias vinculadas a la Inversión Socialmente Responsable, las exigencias del regulador y la legislación para poder gestionar los riesgos de la inversión y hacer una valoración e integración eficiente de los aspectos ASG en el análisis de inversiones.

 

Así han surgido las certificaciones ESG que acreditan un conocimiento sólido de las finanzas sostenibles con el fin de poder tomar las mejores decisiones financieras ofreciendo un asesoramiento integral y una planificación financiera que tenga en cuenta las implicaciones de los criterios extra-financieros en los mercados y la gestión de activos.

 

Si estás interesado en preparar tu examen de certificación ESG para asesores financieros de una forma amena practicando con simulaciones de examen y test modulares sin límite, contáctanos a través de este formulario indicando PLAN ESG y te beneficiarás de un descuento especial de lanzamiento en la compra del plan de TESTUALIA FINANCE para preparar el examen ESG.

¡Aprueba tu examen ESG con TESTUALIA FINANCE y conviértete en un profesional del asesoramiento en finanzas sostenibles!